presupuesto de construcción

Déjame decirte que uno de los puntos más relevantes y que determinan el feliz término de tu proyecto de remodelación es el presupuesto de obra.

Es importante que no se tome a la ligera y que se tenga en cuenta todos los posibles gastos, incluyendo un porcentaje de imprevistos.

Antes de calcular el costo de la obra, tienes que tener con anticipación el proyecto y lo que se quiere realizar, improvisar no está en la lista de tareas.

Si aún no cuentas con el proyecto, primero revisa estos 4 consejos que te pueden ayudar con el proyecto de remodelación de tu casa o empresa.

Ahora, veamos las partes del presupuesto

Mano de obra: Este ítem corresponde al valor del personal de obra, es decir las horas hombre de trabajo de tu construcción.

Materiales y Equipos: El valor de todos los suministros y el alquiler de equipos necesarios para hacer realidad tu remodelación.

Transportes: Aquí se tiene en cuenta la cantidad de acarreos que llevara los materiales y equipos hasta la obra, el retiro de los escombros y los mismos equipos.

Antes de pasar a cotizar y sumar, decide cómo vas a ejecutar tu obra de remodelación. Contratas un constructor que se encargue de todo o tú lo vas a hacer, es decir, tú administras y diriges la obra.

Tienes tu decisión, para calcular el valor de la obra, necesitarás el plano y las cantidades de obra.

Si tu decisión es contratar la obra a todo costo, entonces solo tienes que proporcionar al constructor el plano y la referencia de los acabados que deseas, la información que le facilita debe ser específica y detallada.

Una vez el constructor, entregue la cotización, solo tienes que sumar los gastos de arrendamientos si hay lugar, más un porcentaje de imprevistos, así obtienes tu presupuesto de obra.

Pero si tu decisión es hacer la obra por tu cuenta, entonces tendrás que continuar con lo siguiente:

  1. Contrata un profesional Ingeniero o Arquitecto que calcule los ítems de obra y cantidades, así como los materiales, equipos, transportes, mano de obra y todo lo necesario para hacer tu remodelación.
  2. Cotiza por separado la mano de obra, los materiales y alquiler de equipos, los transportes de materiales, el material de río y el retiro de escombros.
  3. Suma lo cotizado, más el porcentaje por imprevistos y el valor de arrendamientos en el caso de tener que ir a otro lado mientras pasa la obra.

Y por último, suma el costo de tu tiempo de administración y dirección de la obra, sé que a nadie le interesa, pueda que lo ahorres en dinero, pero no en tiempo y esfuerzo.

Listo, ya tienes tu presupuesto de obra. Ahora pasa a la construcción.

Espero te sea útil.

Gracias por compartir unos segundos en letras.

Si tienes dudas, déjame tú cometario.

Tagged With:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *